jueves, 27 de abril de 2017

Ayudita para los de 4º de Cultura Clásica


1. ¿Cómo se trasmitieron los primeros textos clásicos? ¿eran griegos o romanos? ¿de qué género eran? ¿quiénes eran los aedos?
2. Autor de la Odisea y de las Argonaúticas
3. ¿Qué escribió Safo de Lesbos?
4. Señala género y obras de Píndaro
5. Subgéneros teatrales (protagonistas, lenguaje, temas y final).
6. Un autor de tragedia y otro de comedia.
7. ¿Cómo se realizaban las representaciones?
8. ¿En honor a qué dios se celebraban estas representaciones?
9. Comente lo que recuerde de ARISTÓFANES y Lisistrata




viernes, 21 de abril de 2017

Poesía, poesía para 4º

POESÍA DEL 50 A NUESTROS DÍAS
En 1975 muere Franco y se acaba la dictadura que empezó en 1939, tras la guerra.
En un primer momento se dio un represión contra los disidentes y, poco a poco, España fue abriéndose al mundo (EEUU buscando nuevos aliados contra la URSS durante la Guerra Fría ayudó). En los 60 la mejora de la economía permitió el desarrollo pero las desigualdades provocaron movimientos de oposición al régimen. La muerte de Franco dio paso a la Democracia.
POESÍA
En los 50 triunfa la POESÍA SOCIAL que se preocupa por los problemas sociales y reivindica la libertad.
CELAYA, JOSÉ HIERRO Y BLAS DE OTERO entienden que la poesía debe transformar el mundo: SOLIDARIDAD, PAZ, LIBERTAD, CONCORDIA. La poesía se dirigirá a “la inmensa mayoría” por lo que tendrá un lenguaje claro
LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO
Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, 
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia, 
fieramente existiendo, ciegamente afirmado, 
como un pulso que golpea las tinieblas,
cuando se miran de frente 
los vertiginosos ojos claros de la muerte, 
se dicen las verdades: 
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.
Se dicen los poemas 
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados, 
piden ser, piden ritmo, 
piden ley para aquello que sienten excesivo.
Con la velocidad del instinto, 
con el rayo del prodigio, 
como mágica evidencia, lo real se nos convierte 
en lo idéntico a sí mismo.
Poesía para el pobre, poesía necesaria 
como el pan de cada día, 
como el aire que exigimos trece veces por minuto, 
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.
Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan 
decir que somos quien somos, 
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. 
Estamos tocando el fondo.
Maldigo la poesía concebida como un lujo 
cultural por los neutrales 
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. 
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
Hago mías las faltas.  Siento en mí a cuantos sufren 
y canto respirando. 
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas 
personales, me ensancho.
Quisiera daros vida, provocar nuevos actos, 
y calculo por eso con técnica qué puedo. 
Me siento un ingeniero del verso y un obrero 
que trabaja con otros a España en sus aceros.
Tal es mi poesía: poesía-herramienta 
a la vez que latido de lo unánime y ciego. 
Tal es, arma cargada de futuro expansivo 
con que te apunto al pecho.
No es una poesía gota a gota pensada. 
No es un bello producto. No es un fruto perfecto. 
Es algo como el aire que todos respiramos 
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.
Son palabras que todos repetimos sintiendo 
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado. 
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre. 
Son
gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

En los 60, los autores jóvenes buscan otros caminos. Se fijarán en lo íntimo y cotidiano de su vida. La sociedad moderna se convierte en tema poético. Los poetas muestran sus contradicciones. Surge el GRUPO POÉTICO DEL 50 O GENERACIÓN DE MEDIO SIGLO: Ángel González, José Agustín Goytisolo, Claudio Rodríguez.

POESÍA DESDE 1975 A HOY

JOSÉ HIERRO (empezó en la pª social y evolucionó independientemente de los novísimos). Analicemos su poema "El muerto":
**Aquel que ha sentido una vez en sus manos temblar la alegría
no podrá morir nunca.

Yo lo veo muy claro en mi noche completa.
Me costó muchos siglos de muerte poder comprenderlo,
muchos siglos de olvido y de sombra constante,
muchos siglos de darle mi cuerpo extinguido
a la hierba que encima de mí balancea su fresca verdura.

Ahora el aire, allá arriba, más alto que el suelo que pisan los vivos,
será azul. Temblará estremecido, rompiéndose,
desgarrado su vidrio oloroso por claras campanas,
por el curvo volar de los gorriones,
por las flores doradas y blancas de esencias frutales.
(Yo una vez hice un ramo con ellas.
Puede ser que después arrojara las flores al agua,
puede ser que le diera las flores a un niño pequeño,
que llenara de flores alguna cabeza que ya no recuerdo,
que a mi madre llevara las flores:
yo quería poner primavera en sus manos.)

¡Será ya primavera allá arriba!
** Pero yo que he sentido una vez en mis manos temblar la alegría
no podré morir nunca.
Pero yo que he tocado una vez las agudas agujas del pino
no podré morir nunca.
Morirán los que nunca jamás sorprendieron
aquel vago pasar de la loca alegría.
Pero yo que he tenido su tibia hermosura en mis manos
no podré morir nunca.

Aunque muera mi cuerpo, y no quede memoria de mí.

* SEÑALA EL TEMA, SU ESTRUCTURA E INTERPRETA LO MARCADO EN NEGRITA
José Hierro
De: “Alegría” – 1947
- See more at: http://trianarts.com/jose-hierro-el-muerto/#sthash.FpvrzdZm.dpuf

AÑOS 70: LOS NOVÍSIMOS 
(Antología, Nueve novísimos poetas españoles)
-         Nacidos después de la Guerra
-         LEOPOLDO Mª PANERO
CARACTERÍSTICAS:
1. Negación del yo y el sentimiento
2. Referencias al arte (cine, música, pintura…), a la política, deporte…
3. METAPOESÍA, reflexión sobre pª
4. Nuevas formas de expresión (collage…) cerca de vanguardias.
5. Lenguaje culto, recargado, minoritario
ÚLTIMOS AÑOS: desde los 80 a hoy conviven diversas tendencias, difícil encasillar a los poetas más jóvenes. Las tendencias más importantes:
·        POESÍA DE LA EXPERIENCIA: deseo de popularizar nuevamente la pª. LUIS GARCÍA MONTERO, pª urbana y realista, con lenguaje coloquial, de temas cotidianos, de tono escéptico.
·        POESÍA DEL SILENCIO o reflexión, breve, filosófica. JOSÉ ÁNGEL VALENTE.
·        POESÍA NEOVANGUARDISTA, vuelve al uso de asociaciones insólitas y sorprendentes, surrealistas; temas: amor, infancia, paso del tiempo, drogas…
·        TENDENCIA NEOCLÁSICA: LUIS ANTONIO DE VILLENA, cargada de referencias mitológicas y clásicas.
·        CULTURALISMO: heredera del Siglo de Oro.
·        POÉTICA ESTETICISTA Y SENSUAL: la juventud, la belleza, la plenitud, noche de placeres, erotismo… ANA ROSSETTI

Para terminar, intentad descifrar estos poemas de Ana Rosetti y Luis Alberto de Cuenca;

A. ROSETTI, MOMENTO III

Y ese instante: la puerta traspasada
que se cierra apresando,
y el peligro contiguo y el abrazo inminente
pues la luz ha prendido por sorpresa la estancia
y una ajena presencia, radiante entre las joyas,
devuelven las vitrinas.
Y quizás la belleza sea sólo desconcierto.


LUIS ALBERTO DE CUENCA, “Soneto del amor oscuro”
La otra noche, después de la movida,
en la mesa de siempre me encontraste
y, sin mediar palabra, me quitaste
no sé si la cartera o si la vida.

Recuerdo la emoción de tu venida
y, luego, nada más. ¡Dulce contraste,
recordar el amor que me dejaste
y olvidar el tamaño de la herida!

Muerto o vivo, si quieres más dinero,
date una vuelta por la lencería
y salpica tu piel de seda oscura.

Que voy a regalarte el mundo entero
si me asaltas de negro, vida mía,
y me invaden tu noche y tu locura.

miércoles, 19 de abril de 2017

EL QUIJOTE (selección)









CAPITULOS DEL QUIJOTE que trabajaremos en clase
I.
Del 1 al 4, 7, 8, 13, 19, 22, 23, 26, 46 al 49, 52

II
Del 1 al 2, 9, 10, 12 , 13, 16, 20, 23, 25, 30, 31, 36, 42, 45, 47, 50, 51, 52, 73, 74.

Todos se incluyen en la Edición de Dámaso Chicharo, D. Quijote de la Mancha (Selección de aventuras), Alhambra Longman.

Antología de textos de La Vida es Sueño

TX. 1. SEGISMUNDO

¡Ay mísero de mí, y ay, infelice!
En llegando a esta pasión,
un volcán, un Etna hecho,
quisiera sacar del pecho
pedazos del corazón.
¿Qué ley, justicia o razón,
negar a los hombres sabe
privilegio tan süave,
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?
Sólo quisiera saber
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito de nacer),
qué más os pude ofender
para castigarme más.
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
qué yo no gocé jamás?
Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma;
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?
Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
(gracias al docto pincel),
cuando, atrevida y crüel
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto;
¿y yo, con mejor instinto,
tengo menos libertad?
Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas, bajel de escamas,
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira,
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío;
¿y yo, con más albedrío,
tengo menos libertad?
Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando músico celebra
de las flores la piedad
que le dan la majestad
del campo abierto a su huida;
¿y teniendo yo más vida
tengo menos libertad?

Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.
TX. 2. BASILIO:        
Clotaldo, muy justa es esa
duda que tienes, y quiero
sólo a vos satisfacerla.
A Segismundo, mi hijo,
el influjo de su estrella,
(vos lo sabéis) amenaza
mil desdichas y tragedias.
Quiero examinar si el cielo
(que no es posible que mienta,
y más habiéndonos dado
de su rigor tantas muestras
en su crüel condición)
o se mitiga, o se templa
por lo menos, y vencido,
con valor y con prudencia
se desdice; porque el hombre
predomina en las estrellas.
Esto quiero examinar,
trayéndole donde sepa
que es mi hijo, y donde haga
de su talento la prueba.
Si magnánimo se vence,
reinará; pero si muestra
el ser crüel y tirano,
le volveré a su cadena.
Ahora preguntarás
que para aquesta experiencia,
¿qué importó haberle traído
dormido desta manera?
Y quiero satisfacerte,
dándote a todo respuesta.
Si él supiera que es mi hijo
hoy, y mañana se viera
segunda vez reducido
a su prisión y miseria,
cierto es de su condición
que desesperara en ella;
porque, sabiendo quién es
¿qué consuelo habrá que tenga?
Y así he querido dejar
abierta al daño esta puerta
del decir que fue soñado
cuanto vio. Con esto llegan
a examinarse dos cosas.
Su condición, la primera;
pues él despierto procede
en cuanto imagina y piensa.
Y en consuelo la segunda;
pues aunque ahora se vea
obedecido, y después
a sus prisiones se vuelva,
podrá entender que soñó,
y hará bien cuando lo entienda;
porque en el mundo, Clotaldo,
todos lo que viven sueñan.

TX. 3. SEGISMUNDO.   ¿Que quizá soñando estoy,
aunque despierto me veo?
No sueño, pues toco y creo
lo que he sido y lo que soy.
Y aunque ahora te arrepientas,
poco remedio tendrás;
sé quién soy, y no podrás,
aunque suspires y sientas,
quitarme el haber nacido
desta corona heredero;
y si me viste primero
a las prisiones rendido,
fue porque ignoré quién era;
pero ya informado estoy
de quién soy, y sé que soy
un compuesto de hombre y fiera.

TX. 4. ROSAURA.   
De ti recibí la vida,
y tú mismo me dijiste,
cuando la vida me diste,
que la que estaba ofendida
no era vida; luego yo
nada de ti he recibido;
pues muerte, no vida, ha sido
la que tu mano me dio.
Y si debes ser primero
liberal que agradecido
(como de ti mismo he oído),
que me des la vida espero,
que no me la has dado; y pues
el dar engrandece más,
sé antes liberal; serás
agradecido después.

STX. 5. SEGISMUNDO. ¿Qué os admira? ¿Qué os espanta,
si fue mi maestro un sueño,
y estoy temiendo, en mis ansias,
que he de despertar y hallarme
otra vez en mi cerrada
prisión? Y cuando no sea,
el soñarlo sólo basta;
pues así llegué a saber
que toda la dicha humana,
en fin, pasa como sueño,
y quiero hoy aprovecharla
el tiempo que me durare,
pidiendo de nuestras faltas
perdón, pues de pechos nobles
es tan propio el perdonarlas.