domingo, 27 de marzo de 2016

ACTIVIDADES PASAPORTE CULTURAL 3º TRIMESTRE

En esta recta final del curso, es muy importante que aprovechéis las propuestas culturales que nos quedan. Recordad que en algunas de ellas vosotros seréis los protagonistas y serán inolvidables, vividlas intensamente, disfrutadlas al máximo:

¡Ánimo!




PASAPORTE 3º TRIMESTRE

12 
P       Próximos “VIERNES DE LOS CUENTOS” (CUENTAN LOS CHICOS CON PEP):
         11 MARZO
         15 ABRIL
         13 DE MAYO
       
2              22 ABRIL: “MONÓLOGO DE CERVANTES” (Chema) con participación de Paco y                Laura(el Sani intentará ir con 3º, 4º y 1º Bachillerato por la tarde).

          27 ABRIL (posible) “Maratón de POESÍA” 
Se     TALLER DE RAÚL VACAS (por determinar)
         20 MAYO: Representaciones teatrales del Sani
     
          21 MAYO: CONCIERTO DE LA CORAL JUAN DEL ENZINA Y LOS ALUMNOS DEL SANi

          10 o 17 de junio POSIBLE MARATÓN DE LOS CUENTOS DE AZUQUECA


           21 JUNIO: Viaje Premio para alumnos de Pasaporte

martes, 22 de marzo de 2016

I PARTE SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO (adap)

En el enlace podéis descargar el word directamente (falta la última parte aún)




William Shakespeare
EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

DRAMATIS PERSONAE

TESEO, Duque de Atenas (Mario)
HIPÓLITA, reina de las amazonas, prometida de Teseo (Marina)
LISANDRO, enamorado de Hermia (Isma)
DEMETRIO, enamorado de Hermia (miguel Sabroso)
HERMIA, hija de Egeo, enamorada de Lisandro (Aitana)
ELENA, enamorada de Demetrio (Denisa)
EGEO, padre de Hermia (Emil)
FILÓSTRATO, maestro de ceremonias de Teseo, (Óskar)
HAMBRÓN, sastre (LUZ DE LUNA) (Javi Paez)
CARTABÓN, carpintero, (PRÓLOGO y PADRE FARAUTE) (Pablo Gil)
FLAUTA, remiendafuelles (TISBE) (Alejandro)
HOCICO, calderero, (MURO) (Camilo)
FONDÓN, tejedor (PÍRAMO) (Jorge Tapias)
BERBIQUÍ, ebanista (LEÓN) (Olmo)
OBERÓN, rey de las hadas (Iván Miranda)
TITANIA, reina de las hadas (Aitana Maqueda)
PUCK, duende (David Cuadrado)
PACK, duende (África)
TELARAÑA, hada (María de la Calle)
POLILLA, hada (Alba Juana)
MOSTAZA, hada (Sofía Ortiz)
FLORDEGUISANTE, hada (O Chicharrilla) (Angie Paredes)

Otras hadas del séquito de Oberón y Titania. (Andrea Estrada?, Eslaini?, Charlenne?, Merche, Celia María Hervás, Corina, Marina, Marta, Silvia)
OTROS DUENDES: Lau, Christian Hernández?, Ángel Caspi, Fabián Toro y Gabriel Bleaja?

I.i
Atenas. El palacio de Teseo. Entran TESEO, HIPÓLITA, [FILÓSTRATO] y acompañamiento.

TESEO
Bella Hipólita, nuestra boda se acerca. Estoy deseando que llegue (con mirada picarona)

HIPÓLITA
No te alteres tonto que en cuatro días estaré en tus brazos

TESEO
Anda, Filóstrato, anima a los jóvenes de Atenas a que participen en el fiestón que vamos a montar [Sale FILÓSTRATO.]
Hipólita, te he cortejado con mi espada y tu amor he conquistado .  Y, a pesar de todo, me voy a casar contento y todo.

Entran EGEO y su hija HERMIA, LISANDRO y DEMETRIO.

EGEO
¡Salud a Teseo, nuestro excelso duque!

TESEO
Gracias, buen Egeo. ¿Qué noticias traes?


EGEO
Acudo a ti entristecido a denunciar a mi propia hija Hermia. -Acércate,
Demetrio. - Mi noble señor, este hombre tiene mi consentimiento para unirse a ella.
– Acércate, Lisandro. - Y, mi augusto duque, este otro le ha embrujado el corazón.
Gran duque, puesto que es hija mía, yo dispongo de ella:  y por eso o se la entrego a este caballero o a la muerte.

TESEO (convincente)
¿Qué respondes, Hermia? Considera que tu padre debe ser para ti como un dios.  Y Demetrio es un digno caballero.

HERMIA  (alterada)
También Lisandro.

TESEO
Sí; pero al no tener la aprobación de tu padre, el otro debe ser más digno.

HERMIA
Te ruego, mi señor, que me digas lo peor que puede sucederme si me niego a casarme con Demetrio.

TESEO
La pena de muerte o meterte monja, encerrada para siempre en lóbrego claustro,

HERMIA
Pues sea así, mi alma se niega a obedecer.

TESEO
Piénsatelo despacio…
.
DEMETRIO
Querida Hernia, recapacita.

LISANDRO (vacilón)
Demetrio, tú ya tienes el amor de su padre; tenga yo el de Hermia. Cásate con él.

EGEO (enfadado)
Cierto, burlón Lisandro: él tiene mi amor, y con mi amor le daré lo que es mío.
Y Como ella es mía, se la doy a Demetrio.

LISANDRO
Mi señor, soy tan noble y tan rico como él. Estoy más enamorado. Y, lo que cuenta más, la hermosa Hermia me quiere. ¿Por qué voy a renunciar a ella?
Demetrio (y se lo digo a la cara) ha cortejado a Elena, que lo ama, con delirio .

TESEO
Debo confesar que también he oído eso y pensaba hablar con Demetrio.
Demetrio, ven, y tú también, Egeo; vais a acompañarme: os quiero hacer una advertencia a solas.
Respecto a ti, bella Hermia, prepárate a cumplir el deseo  de tu padre;
Ven, Hipólita. ¿Cómo estás, mi amor? -
Demetrio y Egeo, venid conmigo. Os he reservado algunas tareas referentes a mis bodas.
.
EGEO
Te seguimos con placer y acatamiento.

Salen todos menos LISANDRO y HERMIA.

LISANDRO
Oye, Hermia: tengo una tía viuda, señora de grandes rentas y sin hijos.
Vive cerca de Atenas, y yo soy para ella como su único hijo.
Allí, querida Hermia, puedo desposarte;  Así que, si me quieres,
escápate esta noche de casa de tu padre y, en el bosque, te esperaré.

HERMIA
Amado Lisandro, te juro que en ese lugar mañana sin falta me veré contigo.

LISANDRO
Cumple el juramento, amor. Aquí viene Elena.

Entra ELENA.

HERMIA
Dios te guarde, bella Elena. ¿Dónde vas?

ELENA
¿Me has llamado bella? Lo has de retirar. Demetrio ama tu belleza. ¡Ah, enséñame a ser bella, dime ya cómo logras a Demetrio enamorar!

HERMIA
Le maltrato, y él me da su amor. Alégrate. Nunca más verá mi cara,
pues Lisandro y yo huiremos de casa.

LISANDRO
Elena, te revelo nuestro plan: mañana, las puertas de Atenas verán nuestra fuga.

HERMIA
Y en el bosque, allí Lisandro y yo nos encontraremos: Adiós, buena amiga,
y que tu Demetrio te depare suerte. Lisandro, no faltes.

LISANDRO
Allí estaré, Hermia.

HERMIA.
Elena, he de irme. Ojalá consigas que Demetrio, suspire por ti.

Sale.

ELENA
¡Cuánto más felices son unas que otras! Para Atenas soy como ella de hermosa, pero ¿de qué me sirve? No lo cree Demetrio: La fuga de Hermia le voy a contar:

Sale.

Entran CARTABÓN el carpintero, BERBIQUÍ el ebanista, FONDÓN el tejedor, FLAUTA el remiendafuelles, HOCICO el calderero y HAMBRÓN el sastre.

CARTABÓN
¿Está toda la compañía?

FONDÓN
Más vale que los llames uno a uno, según el escrito.

CARTABÓN
Aquí está la lista con los nombres de todos los de Atenas a los que se considera aptos para representar la comedia ante el duque y la duquesa en la noche de su boda.

FONDÓN
Amigo Cartabón, primero di de qué trata la obra; después, nombra a los cómicos y entonces llega al final.

CARTABÓN
Pues la obra se llama «La dolorosísima comedia y la crudelísima muerte de Píramo y Tisbe».

FONDÓN
Un gran trabajo, te lo digo yo, y divertido. Ahora, amigo Cartabón, pasa lista a los cómicos. Señores, separaos.

CARTABÓN
Responded conforme os llame. Fondón el tejedor.

FONDÓN
Presente. Dime mi papel y sigue.

CARTABÓN
Tú, Fondón, haces de Píramo.

FONDÓN
¿Quién es Píramo? ¿Un amante o un tirano?

CARTABÓN
Un amante que se mata galantemente por amor.

FONDÓN
Para hacerlo bien eso exigirá algún llanto.
 Aunque lo mío es el tirano.
Haría un Hércules espléndido .

CARTABÓN
Flauta el remiendafuelles.

FLAUTA
Presente, Cartabón.

CARTABÓN
Flauta, tú tienes que hacer de Tisbe.

FLAUTA
¿Quién es Tisbe? ¿Un caballero andante?

CARTABÓN
Es la amada de Píramo.

FLAUTA
Oye, no. No me deis un papel de mujer: me está saliendo la barba.

CARTABÓN
No importa. Puedes hacerlo con máscara y hablar con voz fina.

FONDÓN
Si puedo taparme la cara, déjame hacer de Tisbe a mí también. Pondré una voz finísima: « ¡Ah, Píramo, amado mío! ¡Querida Tisbe, amada mía! »

CARTABÓN
No, no. Tú haces de Píramo; y tú, de Tisbe, Flauta.

FONDÓN
Bueno, sigue.

CARTABÓN
Hambrón el sastre.

HAMBRÓN
Presente, Cartabón.

CARTABÓN
Hambrón, tú tienes que hacer de madre de Tisbe. –
Hocico el calderero.

HOCICO
Presente, Cartabón.

CARTABÓN
Tú, de padre de Píramo. Yo, de padre de Tisbe. -Berbiquí el ebanista. Tú, el papel del león. - Espero que sea un buen reparto.

BERBIQUÍ
¿Tienes escrito el papel del león? Si lo tienes, haz el favor de dármelo, que yo aprendo despacio.

CARTABÓN
Puedes improvisarlo: sólo hay que rugir.

FONDÓN
Déjame hacer de león a mí también. Rugiré de tal modo que levantaré el ánimo a cualquiera. Rugiré de tal modo que el duque dirá: «¡Que vuelva a rugir, que vuelva a rugir!»

CARTABÓN
Si te pones tan tremendo asustarás a la duquesa y a las damas, y harás que griten. Sólo por eso nos ahorcarían a todos.

TODOS
A todos, a cada hijo de vecino.

FONDÓN
Amigos, si asustáis de muerte a las damas, seguro que no les quedará más respectiva que ahorcarnos. Pero yo voy a agraviar la voz y os rugiré más suave que un pichón. Os rugiré como un ruiseñor.

CARTABÓN
Tú no harás más que de Píramo, que Píramo es muy guapo y todo un caballero. Así que tienes que hacer de Píramo.

FONDÓN
Bueno, pues me encargo de él. ¿Qué barba es mejor para el papel?

CARTABÓN
La que tú quieras.

FONDÓN
Actuaré con barba de color paja, con barba cobriza, con barba carmesí o con barba dorada como una corona de oro francesa.

CARTABÓN
Tenéis los papeles. Os ruego, suplico y ordeno que os los aprendáis para mañana noche y que os reunáis conmigo en el bosque de palacio a la luz de la luna. Allí ensayaremos, que, si nos juntamos en la ciudad, la gente sabrá lo que tramamos. Mientras, haré una lista de los accesorios que requiere la comedia. Os lo ruego, no faltéis.

FONDÓN
Nos reuniremos y podremos ensayar sin temor. ¡Adiós!

CARTABÓN
Nos vemos junto al roble del duque.

FoNDóN
Conforme. El que falte, se la carga.

Salen.
II.i

Entra un HADA por una puerta (atrás)que se sienta a recoger flores y PUCK y PACK por las otras.

PUCK
¿Qué hay, espíritu?
PACK
¿Dónde te encaminas?

HADA
A mi Hada Reina sirvo y en la hierba formo círculos. Adiós, espíritusburdos; ya os dejo.
Nuestra reina se aproxima con sus elfos.

PUCK Y PACK
Esta noche el rey aquí tiene fiesta; procura que no se encuentre a la reina: Oberón está cegado de ira, porque ella ha robado a un rey de la India un hermoso niño que será su paje;
Oberón, celoso, quiere la criatura para su cortejo,Mas ella a su lindo amado retiene.
Y ya no se ven sin armar tal riña que los elfos corren y en copas de bellotas todos se esconden.

HADA
Si yo no confundo vuestra forma y aspecto, soislos espíritusbribónes y traviesos
que llaman PUCK y PACK. ¿No lo sois, quizá?

PUCK Y PACK
Muy bien nos conoces:nosotros somos esos alegres andarínes de la noche.
Pero aparta, hada: Oberón se acerca.

HADA
Y también mi ama. ¡Ojalá él se fuera!

Entran [OBERÓN] el rey de las hadas, por una puerta, con su séquito, y [TITANIA] la reina, por la otra, con el suyo.

OBERÓN
Mal hallada aquí, bajo la luna, altiva Titania.

TITANIA
¿Cómo? ¿El celoso Oberón? [con sorna] Corramos, hadas. Huyo de su lecho y compañía.

OBERÓN
¡Espera, rebelde! ¿No soy yo tu esposo?

TITANIA
Y yo seré tu esposa. Pero sé que te has escabullido del País de las Hadas
y, en Corino, te has pasado el día recitando amores a la enamorada Fílida. ¿Qué te trae aquí?

OBERÓN
¿Y tú cómo te atreves, Titania, a mencionar mi buen entendimiento con Hipólita sabiendo que yo sé de tu amor por Teseo?

TITANIA
Todo eso son ficciones de los celos. Desde el principio del verano estás siempre con quejas y  has hecho que la luna pálida de furia bañe el aire causando fiebres y catarros. Todos estos infortunios vienen de nuestra discordia.

OBERÓN 
Pues ponle remedio. De ti depende. ¿Por qué Titania se opone a su Oberón? Yo sólo te pido el niño robado Para hacerlo mi paje.

TITANIA
No te esfuerces: ni por todo el País de las Hadas daría el niño. Su madre me amaba y murió en el parto; por ella estoy criando yo a su hijo .

OBERÓN
¿Te quedarás aquí, en el bosque, mucho tiempo?

TITANIA
Quizá hasta después de las bodas de Teseo. Si quieres bailar en nuestro corro y a ver nuestra fiesta a la luz de la luna, ven. Si no, márchate, y yo evitaré tu territorio.

OBERÓN
Dame el niño y yo iré contigo.

TITANIA
Ni por todo tu reino. - Vámonos, hadas, que tendríamos pelea si me quedara.

Salen [TITANIA y su séquito].

OBERÓN
Muy bien, vete. De este bosque no saldrás hasta que te haya atormentado por tu afrenta. [enfadado y refunfuñando se sienta] –
 PUCK, PACK, acercaos. ¿Recordáis que una vez oí cantar a una sirena?

PACK
Lo recuerdo.

OBERÓN
Aquella vez yo vi (vosotros no podíais), a Cupido, que disparó a una joven y falló y yo observé que el dardo caía sobre una florecilla llamada «suspiro». Traedme esa flor: una vez os la enseñé.
Si se aplica su jugo sobre párpados dormidos, el hombre o la mujer se enamoran locamente
del primer ser vivo al que se encuentran. Buscadme la flor y traedlaaquí.

PUCK y PACK no hacen amago de moverse y OBERÓN les hace un gesto.

PUCK
Daremos la vuelta a la tierra en cuarenta minutos.

[Salen.]

OBERÓN
En cuanto tenga el jugo esperaré a que Titania esté dormida para verter el líquido en sus ojos.
Se enamorará locamente de lo primero que vea. Y antes que yo quite de sus ojos el hechizo
(y puedo quitárselo con otra planta), haré que me entregue su paje. Pero, ¿quién viene? Como soy invisible, voy a escuchar su conversación.

Entra DEMETRIO seguido de ELENA.

DEMETRIO
No te quiero, así que no me sigas. ¿Dónde están Lisandro y la bella Hermia? A él le mataré; ella me mata a mí. Me dijiste que se escondieron en el bosque: pues aquí estoy, delirando en el bosque porque no encuentro a mi Hermia. ¡Vamos, vete y deja de seguirme!

ELENA
Tú me atraes, pierde tú el poder de atraerme y yo no tendré poder para seguirte.

DEMETRIO
¿Acaso te incito? ¿no te digo que ni te quiero ni podré quererte?

ELENA
Y yo te quiero más por decir eso.

DEMETRIO
Sólo de verte ya me pongo malo.

ELENA
Y yo me siento mal si no te veo.

DEMETRIO
Huiré de ti, y te dejaré a merced de las fieras.

ELENA
Ni el más cruel tiene tu corazón. Corre si quieres;

DEMETRIO
No pienso discutir más. Déjame.

ELENA
 [Sale DEMETRIO.]
Te seguiré, y de mi infierno haré un cielo .

Sale.

OBERÓN
Adiós, ninfa. Antes que salga del bosque, él te seguirá, enfermo de amores.

Entran Puck y Pack
OBERON
Bienvenidos, andarines. ¿Traéis la flor?

PUCK
Sí, aquí la tengo.

OBERÓN
Os lo ruego, dádmela. Hay una loma en la que duerme allí Titania. Yo con esta esencia le untaré los ojos y la llenaré de torpes antojos. Vosotros llevaos un poco; buscad en el bosque a una ateniense que está enamorada de un joven ingrato: untadle a él los ojos de forma que vea, primero de todo, a la propia dama. Podréis conocerle porque va vestido con ropa ateniense.
Hacedlo con cuidado, de modo que esté más loco por ella que ella por él. Venid a verme antes de que cante el gallo.

PUCK  y PACK
Tu siervo lo hará. No tema mi amo.

Salen.
II.ii

Entra TITANIA, reina de las hadas, con su séquito.

TITANIA
Vamos, bailad en corro y cantad para que yo duerma. Después, partid a vuestros quehaceres:

Cantan las HADAS.

Ni sierpes de lengua doble,
ni un erizo se ha de ver.
Salamandras y luciones,
a mi reina no dañéis.

[CORO]
Acompaña, ruiseñor,
nuestra nana con tu son.
Nana, nana, nananá; nana, nana, nananá.
Nunca mal,
ni hechizo habrá
que amenace a nuestra dama.
Buenas noches con la nana.

HADA l.a
Tejedora araña, ¡lejos!
¡Vete, zanquilarga, atrás!
¡Fuera, escarabajo negro!
Y, babosas, no hagáis mal.

[CORO]
Acompaña, ruiseñor, etc.

Se duerme TITANIA.

HADA 2.a
Todo bien. Vámonos ya. ¡Que una monte guardia allá!

[Salen las HADAS.]
Entra OBERÓN [y aplica el jugo a los párpados de TITANIA].

OBERÓN
A quien veas al despertar por tu amado tomarás; Sea oso, lince o gato,  lo que despertando veas será tu amor. Tú despierta cuando algo feo esté cerca.

[Sale.]
Entran LISANDRO y HERMIA.

LISANDRO
Amor, de andar por el bosque desfalleces.Hermia, más nos vale descansar si quieres y esperar a reanimarnos con el día.

HERMIA
Muy bien. Tú búscate un lecho, buen Lisandro; yo sobre esta orilla buscaré descanso.

LISANDRO
Que el césped nos sirva de almohada a los dos: haya un lecho, un juramento, un corazón.

HERMIA
No, mi buen Lisandro. Por mi amor, intenta descansar más lejos, no acostarte cerca.

LISANDRO
¡Amor mío, mi intención es inocente! Si dos corazones se juran amor, después ya no queda más que un corazón. Conque no me impidas que duerma a tu lado,

HERMIA
Mi Lisandro, ¡Pierda yo mi dignidad si he pensado que pretendes enredarme! Pero, amigo, por amor y cortesía acuéstate lejos, si el decoro estimas, ¡Qué descanses bien!
LISANDRO
Así sea, te digo: has rezado bien. Que cese mi vida cuando no sea fiel.

Se duermen.
Entran–PUCK y PACK.

PU/ACK
Todo el bosque he recorrido, pero al de Atenas no he visto .Yo lo mismo, mas, noche y silencio. ¿Quién duerme?
Viste con ropa ateniense. Éste es quien dijo Oberón que despreciaba a su amor. Y aquí está ella, durmiendo.Pobrecilla, no se ha echado junto al cruel afortunado. Ruin, a tus ojos aplico
las virtudes de este hechizo. Que el amor, cuando despiertes, los párpados no te cierre.

Salen.
Entran DEMETRIO y ELENA, corriendo.

ELENA
Detente ya, aunque me mates, buen Demetrio.

DEMETRIO
Aléjate, no me acoses, te lo ordeno.

ELENA
¿Es que piensas dejarme en la oscuridad?

DEMETRIO
Me voy solo. Quédate o lo sufrirás.

Sale.

ELENA
Me roba el aliento esta caza loca; Mas, ¿quién hay aquí? ¿Es Lisandro el que yace? ¿Duerme o está muerto? No veo que haya sangre. Si vives, despierta, Lisandro, señor.

LISANDRO [despertándose]
Y andaré por fuego en pos de tu amor. Transparente Elena, la sabia natura me deja que vea el corazón que ocultas. ¿Dónde está Demetrio? ¡Ah, qué bien le cuadra el vil nombre a quien matará mi espada!

ELENA
No digas eso, Lisandro, no lo digas. ¿Qué más da que ame a Hermia? ¿Qué más daría?
Pero Hermia te quiere. Vive, pues, en paz.

LISANDRO
¿En paz yo con Hermia? No, pues hice mal malgastando en ella minutos de más.
Hermia, no: Elena es la que amo ahora. ¿Quién no cambiaría cuervo por paloma?

ELENA
¿Nací yo para sufrir la burla cruel? ¿No es bastante, jovencito, no es bastante
no haber merecido la mirada amable del buen Demetrio, sin que tú te mofes de mis defectos? Eres muy injusto, de veras lo eres, cortejándome de un modo tan hiriente.
Queda con Dios, de verdad te digo que te creía más caballero.

Sale.

LISANDRO
(No ha visto a Hermia). -Hermia, duerme tú ahí y ojalá ya nunca te acerques a mí. Ahora consagro mi amor a Elena y prometo servirla.

Sale.
HERMIA [despertándose]
¡Socorro, Lisandro! ¡Ven a defenderme y quítame de mi pecho esta serpiente! ¡Ay de mí, piedad! - ¡Ah, qué terrible sueño! Lisandro, mira cómo tiemblo de miedo. ¡Lisandro! ¿Se ha ido?¿No estás? ¿No me oyes? ¿Ni una voz, ni un ruido? ¡Ay! ¿Dónde estás? Si es que me oyes, di algo; Del miedo me desmayo. ¿No? ¿Nada? Entonces, si aquí ya no estás, a ti o a la muerte tengo que encontrar.

Sale.
III.i

Entran los cómicos [FONDÓN, CARTABÓN, HOCICO, HAMBRóN, BERBIQUÍ y FLAUTA].
FONDÓN
¿Estamos todos?

CARTABÓN
Y a la hora. Este sitio es formidable para ensayar. El césped será la escena; y actuaremos igual que después ante el duque.

FONDÓN
¡Cartabón!

CARTABÓN
¿Qué quiere mi gran Fondón?

FONDÓN
En esta comedia de Píramo y Tisbe hay cosas que no gustarán. Primera, Píramo desenvaina y se mata: las damas no pueden soportarlo. ¿Qué me dices?

HOCICO
Diantre, es para temerlo.

HAMBRóN
Al final tendremos que quitar las muertes.

FONDÓN
Nada de eso: con mi idea quedará bien. Escribid un prólogo en el que se diga que no haremos daño con las espadas y que Píramo no muere de verdad; y, para más seguridad, decidles que yo, Píramo, no soy Píramo, que soy Fondón el tejedor. Esto los tranquilizará.

CARTABÓN
Bien, escribiremos el prólogo, y en versos de ocho y seis sílabas.


FONDÓN
No, añádeles dos: en versos de ocho y ocho.

HOCICO
¿Y el león no asustará a las damas?

HAMBRÓN
Me lo temo, os lo aseguro.

FONDÓN
Señores, tenéis que pensarlo bien. Meter un león entre damas (¡Dios nos libre!) es cosa de espanto, pues no hay pájaro salvaje más terrible que el león. Habría que llevar cuidado.

BERBIQUÍ
¡No por favor! No quiero asustarlas.

HOCICO
Pues, nada: otro prólogo diciendo que no es un león.

FONDÓN
Sí, y dando el nombre del actor, y que se le vea media cara por el cuello del león, y que hable él mismo, diciendo esto o algo de su parecencia: «Damas...», o «Bellas damas, desearía...», o «Yo os rogaría...», o «Yo os suplicaría que no temáis, que no tembléis: mi vida por la vuestra. Si creéis que vengo aquí como
león, no merezco vivir. No, no soy tal cosa: soy un hombre como otro cualquiera.» Y entonces que diga su nombre, y les diga claramente que es Berbiquí el ebanista.

CARTABÓN
Muy bien, se hará. Quedan dos dificultades: una es meter la luz de la luna en el salón. Ya sabéis que Píramo y Tisbe se encuentran a la luz de la luna.

HOCICO
¿Habrá luna la noche de la función?

FONDÓN
¡Un calendario, un calendario! Míralo en el almanaque. Mira cuándo hay luna, cuándo hay luna.

CARTABÓN
Sí, esa noche hay luna.

FONDóN
Entonces se puede dejar abierta una hoja de la ventana del salón donde actuaremos, y la luz de la luna podrá entrar por la ventana.

CARTABÓN
Eso o, si no, que entre alguno con un manojo de espinos y una lámpara diciendo que viene a  representar la luz de la luna. La otra cosa que necesitamos es un muro en el salón, pues, según la historia, Píramo y Tisbe se hablaron por la grieta de un muro.

HOCICO
Un muro no se puede meter. ¿Tú qué dices, Fondón?

FONDÓN
Pues que alguien tendrá que hacer de muro. Que venga con yeso o argamasa indicar que es un muro. O que ponga los dedos así y por este hueco pueden musitar Píramo y Tisbe .

CARTABÓN
Si puede hacerse, todo irá bien. Vamos, todo hijo de vecino a sentarse y ensayar su papel. Píramo, tú empiezas. Al acabar tu recitado, te metes en ese matorral. Y así los demás, según os toque.

Entran PUCK y PACK  [invisibles].

PUCK y PACK
¿Qué están voceando estos rústicos de estopa aquí, junto a la cuna de nuestra Hada Reina? ¡Cómo! ¿Alguna comedia? Seré espectador;y tal vez actor, si se presenta el caso.

CARTABÓN
Habla, Píramo. Tisbe, acércate.

FONDÓN
«Tisbe, encierran las flores sabor ojeroso.»

CARTABÓN
¡Oloroso!

FONDÓN
Sabor oloroso. Igual es tu aliento, mi Tisbe querida. Mas, oye. ¡Una voz! [PACK hace ruidos que lo atraen] Aguarda un instante, que Píramo vuelve contigo en seguida.»

Sale.

PUCK

Píramo más raro jamás se vería.

[Sale.]

FLAUTA
¿Me toca a mí ahora?

CARTABÓN,
Sí, sí, claro. Date cuenta que él ha salido a ver qué era ese ruido, y tiene que volver.

FLAUTA
«Ah, Píramo radiante, del color de los lirios, de tez cual rosas rojas en triunfante rosal. Píramo, nos veremos en la tumba del niño.»

CARTABÓN
¡Tumba «de Nino», tú! Pero eso no lo digas todavía: es tu respuesta a Píramo. Tú recitas tu papel de un tirón, con réplicas y todo. ¡Píramo, entra! Se te ha pasado el pie, que es: «se podría fatigar».

FLAUTA
¡Ah! - «Caballo fiel que nunca se podría fatigar.»

Entran [PUCK y PACK  y] FONDÓN con cabeza de asno.

FONDÓN
«Si fuera hermoso, hermosa Tisbe, tuyo sería.»

CARTABÓN
¡Portentoso! ¡Pasmoso! ¡Nos han embrujado! ¡Amigos, huid, amigos! ¡Socorro!

Salen todos los cómicos.

PUCK y PACK
Vamos a seguiros. Os haremos dar rodeos.
Caballo unas veces, otras seré perro, oso sin cabeza, cerdo y fuego fatuo que relinche, ladre, ruja, gruña y arda

Salen.
[Entra FONDÓN.]


FONDÓN
¿Por qué huyen? Esto es una maña para meterme miedo.

Entra HOCICO.

HOCICO
¡Fondón, te han cambiado! ¿Qué veo sobre tus hombros?

FONDÓN
¿Que qué ves? Pues tu cara de burro, ¿a que sí?

[Sale HOCICO.]
Entra CARTABÓN.


CARTABÓN
¡Dios te valga, Fondón! ¡Te han transformado!

Sale.

FONDÓN
Ahora veo la maña. Me quieren volver un burro, asustarme, si es que pueden. Yo de aquí no me muevo, por más que lo intenten. Pasearé de acá para allá, y cantaré para que vean que no tengo miedo:

TITANIA [despertándose]
¿Qué ángel me despierta de mi lecho de flores?

TITANIA
Te lo ruego, buen mortal, canta otra vez; tu canto enamora mis oídos.A mis ojos los ha cautivado tu figura,
y te juro que con verte ya te amo.

FONDÓN
Señora, creo que os falta alguna razón para decir eso. Bueno, la verdad es que en estos tiempos amor y razón no hacen buenas migas.

TITANIA
Tú eres tan listo como hermoso.

FONDÓN
Bueno, eso no; aunque si fuese tan listo como para salir de este bosque, ya me bastaría.

TITANIA
Fuera de este bosque no quieras salir; te guste o disguste, seguirás aquí. Espíritu soy de alta condición, y a ti yo te amo, conque ven conmigo.¡Flordeguisante, Telaraña, Polilla, Mostaza!

Entran cuatro hadas.

[FLORDEGUISANTE]
Presente.

[TELARAÑA]
Y yo.

[POLILLA]
Y yo.

[MOSTAZA]
Y yo.

TODAS
¿Adónde vamos?

TITANIA
Sed corteses y amables con el caballero. Brincad a su paso, ante él dad vueltas, y que coma albaricoques y frambruesas,  Hadas, inclinaos.

FLORDEGUISANTE
¡Salud, mortal!

TELARAÑA
¡Salud!

POLILLA
¡Salud!

MOSTAZA
¡Salud!

FONDÓN
Pido mil perdones a vuestras mercedes. Vos, ¿cómo os llamáis?

TELARAÑA
Telaraña.

FONDÓN
Señora Telaraña, espero que seamos amigos. Si me corto el dedo, me permitiré utilizaros. - ¿Cómo se llama vuestra merced?

FLORDEGUISANTE
Flordeguisante.

FONDÓN
Os lo ruego, saludad de mi parte a la Señora Vaina, vuestra madre, y al Señor Guisante, vuestro padre.
Mi buena señora, espero que seamos amigos. - ¿Queréis decirme vuestro nombre?

MOSTAZA
Mostaza.

FONDÓN
Señora Mostaza, conozco bien vuestro sufrimiento. Os aseguro que vuestra familia me ha hecho llorar muchas veces. Señora Mostaza, espero que seamos amigos.

TITANIA
Vamos, servidle. Llevadle a mi floresta. Atadle la lengua. Llevadle callado.

Salen.
III.ii

Entra [OBERÓN,] rey de las hadas.

OBERÓN
¿Se habrá despertado Titania? ¿Qué habrá sido lo primero que encontró su vista de lo cual debe prendarse ciegamente?
(EntranPUCK y PACK)
Aquí están mis mensajeros. ¿Qué hay, espíritus locos?

PUCK y PACK
Que de un monstruo se ha prendado nuestra reina.Muy cerca de su sacra enramada, una tropa de palurdos artesanos, se ha reunido para ensayar una obra que al duque Teseo brindan en sus bodas. El peor zopenco de esta gente necia, el que hace de Píramo en esa comedia, salió de la escena y se metió en las matas, conque aproveché esa circunstancia y le encasqueté una cabeza de burro. Sus buenos amigos al verle así huyeron. En ese momento Titania despierta e inmediatamente del burro se prenda.

OBERÓN
Esto desbarata mi plan y propósito. ¿Y le has echado al de Atenas en  los ojos el jugo de amor, como te mandé?

PUCK y PACK
También hice eso, durmiendo le hallé; (PACK susurra “fui yo”) la moza ateniense a su lado estaba:la vería por fuerza cuando despertara.

Entran DEMETRIO y HERMIA.

OBERÓN
Escóndete aquí, que éste es el joven.

PUCK y PACK
Ésta es la mujer, pero él no es el hombre.

DEMETRIO
¿Cómo es que rechazas al que así te quiere? Insulta así a quien más detestes.

HERMIA
Debería odiarte la que ahora te riñe: me has dado motivo para maldecirte. Si, mientras dormía, a Lisandro has muerto,  mátame también. Con ese rostro criminal es claro que tú le has matado.

DEMETRIO
Es el rostro del que ha muerto, como yo: tu crueldad me ha traspasado el corazón. Mas tú, la asesina, estás tan radiante como Venus en su esfera rutilante.

HERMIA
Y eso, ¿qué tiene que ver con mi Lisandro? ¿Dónde está? Ah, buen Demetrio, ¿quieres dármelo?

DEMETRIO
Antes diera su carnaza a mis podencos.
Yo no he vertido la sangre de Lisandro. Además, no ha muerto, por lo que yo sé.

HERMIA
Entonces, Demetrio, dime que está bien.

DEMETRIO
Y si es que pudiera, ¿tú qué me darías?

HERMIA
El privilegio de no verme en la vida. No vuelvas a verme, esté él vivo o muerto.

Sale.

DEMETRIO
¿Para qué seguirla con tal arrebato? Más vale que aquí me tome un descanso.

Se acuesta [y duerme].

OBERÓN
Pero, ¿qué has hecho? Te has equivocado poniendo el jugo a un leal enamorado. Su fiel amor se ha torcido con tu error. Más veloz que el viento corre en la floresta y encuentra a la ateniense Elena. Con su mal de amores, los suspiros la vacían de su sangre. Procura atraerla con alguna astucia; a éste habré hechizado cuando ella acuda.

PUCK y PACK
Me voy, me voy. Mira cómo salgo: más deprisa que las flechas de los tártaros.

Salen.

OBERÓN [aplicando el jugo a los ojos de Demetrio]
Flor de púrpura teñida, sé cual Cupido y atina penetrando en su pupila.
Cuando él vea a su amiga, que ella luzca tan divina como la Venus que brilla. –

EntranPUCK y PACK.

PUCK y PACK
Elena ya está cercana y el joven que fue mi error suplica paga de amor.¿Vemos a estos comediantes?
¡Qué tontos son los mortales!

OBERÓN
¡A un lado! El ruido de ésos va a despertar a Demetrio.

PUCK y PACK
La cortejarán los dos. ¡Qué incomparable función!Desde luego no hay nada que me agrade como este disparate.

[Se apartan OBERÓN y PUCK y PACK.] Entran LISANDRO y ELENA.

LISANDRO
¿Por qué piensas que te cortejo con desprecio? ¿Cómo crees que lo que hago es despreciar si lleva el sello de la autenticidad?

ELENA
Cada vez se muestran más tus artimañas. Juraste amor a Hermia. ¿Vas a dejarla?

LISANDRO
Actué sin juicio al jurarle mi amor.

ELENA
Como ahora, al dejarla, obras sin razón.

LISANDRO
Demetrio la ama, y no te ama a ti.

DEMETRIO [despertándose]
¡Oh, mi diosa Elena, ninfa sin igual! ¿Con qué podría tus ojos comparar?  ¡Deja que te bese!

ELENA
¡Qué infierno! Te has propuesto arremeter contra mí por pasatiempo. ¿odiarme no te basta,
que te burlas de mí? Ambos sois rivales y amáis a Hermia, y rivalizáis burlándoos de Elena.

LISANDRO
Ya basta, Demetrio: no seas tan cruel, pues amas a Hermia (sabes que lo sé).
Yo aquí de buen grado, con el corazón, de Hermia te entrego mi parte de amor.
Cédeme tú a mí tu parte de Elena, a la que amaré hasta que me muera.

ELENA
Nunca dos burlones más tiempo perdieran.

DEMETRIO
Para ti toda tu Hermia, buen Lisandro: si una vez la amé, es amor pasado. Mi amor fue con ella cual fugaz viajero,
y ahora ya por siempre con Elena ha vuelto para ahí quedarse.

LISANDRO
¡Elena, él miente!

DEMETRIO
No denigres la lealtad que tú no entiendes: es un riesgo que podría costarte caro. Mírala: tu amor ha llegado.

Entra HERMIA.

HERMIA
No es mi ojo, Lisandro, el que dio contigo, sino que a t u voz me trajo el oído. Mas, ¿por qué tan rudamente me dejaste?

LISANDRO
Si amor me alejaba, ¿por qué iba a quedarme?

HERMIA
¿Qué amor podría alejarte de mi lado?

LISANDRO
El amor que ahora empuja a Lisandro: la bella Elena. ¿Por qué me has seguido? ¿No te hace ver esto
que te dejé por el odio que te tengo?

HERMIA
No es posible. Tú no dices lo que piensas.

ELENA
¡Conque en esta alianza también está ella! Ahora ya entiendo el juego que llevan:
unidos los tres, mejor me atormentan. ¿Vas a partir en dos nuestro viejo cariño querida amiga?

HERMIA
Me asombra la pasión de tus palabras. Yo de ti no me burlo; más bien tú de mí.

ELENA
¿No has mandado a Lisandro que me siga en son de burla y que alabe mis ojos y mi cara?
¿Y no has hecho que Demetrio, tu otro amor, que hace poco me trataba a puntapiés,
me llame joya celestial? Lo que yo merezco es lástima, no desprecio.

HERMIA
No entiendo qué quieres decir.

ELENA
¡Eso! Tú persiste: finge seriedad; Esta broma pasará a las crónicas. Así que adiós. En parte es culpa mía,
que pronto purgará mi ausencia o muerte.

LISANDRO
Espera, dulce Elena. Deja que te explique, ¡amor mío, alma y vida, bella Elena!

ELENA
¡Admirable!

HERMIA [a LISANDRO]
Mi amor, no te burles de ella.

DEMETRIO
Si no le convence, yo le obligaré.

LISANDRO
Ni tú vas a obligarme, ni ella a convencerme. Más que sus ruegos no podrán tus amenazas. Te quiero, Elena; por mi vida que te quiero.

DEMETRIO [a ELENA]
Yo digo que te quiero más que él.

LISANDRO
Entonces ven conmigo a demostrarlo.

DEMETRIO
Vamos, pronto.

HERMIA
Lisandro, ¿adónde lleva todo esto?

LISANDRO
¡Suéltame, gitana!
DEMETRIO
Sí, claro. Parece que se suelta. Hace ademán de seguirme, pero no viene. ¡Si serás miedoso!

LISANDRO
¡Quita, gata, lapa! ¡Suéltame, engendro, o te sacudiré de mí como a una víbora!

HERMIA
¿Por qué te pones tan grosero? ¿Por qué este cambio, amor mío?

LISANDRO
¿Amor tuyo? ¡Aparta, negra zíngara! ¡Quita, medicina vil, repugnante pócima!

HERMIA
¿Estás bromeando?

ELENA
Sí, claro, y tú también.

LISANDRO
Demetrio, mantengo mi palabra.

DEMETRIO
No me fío de tu palabra.

LISANDRO
¡Cómo! ¿Quieres que la mate? Por más que la odie, no pienso hacerle daño.

HERMIA
¿Y qué daño podría ser mayor que el odio? ¿Tú odiarme? ¿Por qué? ¡Ay de mí! ¿Qué ocurre, amor?

LISANDRO
Ten por cierto que te odio y que amo a Elena.

HERMIA
¡Ah, tramposa, oruga roedora, ladrona de amores! ¿Le has robado a mi Lisandro el corazón al amparo de la noche?

ELENA
¡Eso está bien! ¿No hay en ti recato? ¡Quita, comediante, títere!

HERMIA
¿Cómo «títere»? ¡Ah, ése es tu juego!
Ya entiendo: lo que hace es comparar nuestra estatura. Presume de alta, y con su figura, ¡sí, señor!, se lo ha conquistado. ¿Te tiene en tan alta estima porque yo soy tan baja y menuda? Pues no tanto que las uñas no me lleguen a tus ojos.

ELENA
Amigos, os lo ruego, aunque os burléis de mí, no dejéis que me haga daño. Acaso penséis que, porque ella es algo más baja, yo puedo con ella.

HERMIA
¿Más baja? ¡Otra vez!

ELENA
Mi buena Hermia, no estés tan airada conmigo. Siempre te he querido.  Ahora, si me dejáis marchar en paz,
volveré a Atenas y ya no os seguiré. Dejadme ir. Ya veis lo simple y lo boba que soy.

HERMIA
¡Pues vete! ¿Quién te lo impide?

ELENA
Mi torpe corazón, que aquí se queda.

HERMIA
¡Cómo! ¿Con Lisandro?

ELENA
Con Demetrio.

LISANDRO
No temas, Elena; ella no te hará daño.

DEMETRIO
Ningún daño, aunque tú estés de su parte.

ELENA
Ah, cuando se irrita tiene la lengua afilada. Cuando iba a la escuela era una víbora y, aunque sea menuda, es una fiera.

HERMIA
¿Otra vez «menuda»?¿Vais a tolerar que así me insulte? Dejádmela a mí.

LISANDRO
¡Aparta, enana!

DEMETRIO
Déjala en paz; no hables de Elena, ni te pongas de su parte, pues, al más leve gesto de amor por ella, lo pagarás.

LISANDRO
Si te atreves, sígueme y veremos quién tiene más derecho al amor de Elena.

DEMETRIO
¿Seguirte? A ti iré pegado.

Salen LISANDRO y DEMETRIO.(mosqueados)

HERMIA
Señora, todo este alboroto es por ti. No, no; no te vayas.

ELENA
De ti no me fío.  Para pelear, tienes manos más prestas, pero para escapar, son más largas mis piernas.

[Sale.]

HERMIA
No sé qué decir, y salgo perpleja.

Sale.
Se adelantan OBERÓN y PUCK y PACK.

OBERÓN
Ya veis vuestro descuido. ¿Siempre os  equivocáis o hacéis vuestras trastadas a propósito?

PUCK y PACK
Creednos, Rey de las Sombras: fue un error. ¿No nos dijiste que podía conocerle porque iba vestido con ropa ateniense?Y me alegra mucho que saliera así, pues ver sus trifulcas me ha hecho reír.

OBERÓN
Esos dos han ido a luchar en el bosque; corred, y nublad la noche: que no pueda el uno encontrarse al otro.
Sobre los ojos de Lisandro exprimid esta hierba que les devolverá el juicio anterior.
En cuanto despierten, todas estas burlas serán como un sueño. Volverán a Atenas todos los amantes y ya de por vida en unión constante.
Mientras de este asunto vosotros ahora osencargáis, el niño robado yo pido a Titania:

PUCK y PACK
Señor de las Hadas, hay que hacerlo rápido:

 [Sale.]

PUCK
Para acá, y para allá,
los llevaré allá y acá:
asustamos en campo y ciudad;
llevadlos, duendes, acá y allá.
Aquí viene uno.

Entra LISANDRO.

LISANDRO
¿Dónde estás, bravo Demetrio? ¡Habla ya!

PUCK
Aquí, infame, con mi espada. ¿Dónde estás?

LISANDRO
Me desquitaré.

PACK
Ven conmigo entonces a un terreno llano.

[Sale LISANDRO]
Entra DEMETRIO.

DEMETRIO
¡Lisandro, responde! ¡ cobarde! ¿Te has escapado?

PUCK
¡Cobarde! ¿ quieres pelea, pero huyes de mí? ¡Ven, gallina!

DEMETRIO
¿Estás ahí?

PACK
Tú sigue mi voz. No luchemos aquí.

Salen.
[Entra LISANDRO.]

LISANDRO
Se me adelanta y me sigue retando. Cuando llego al sitio, él ya se ha marchado. Voy a descansar.

Se acuesta y [duerme.]
Entran PUCK y DEMETRIO.

PUCK
¡Jo, jo, jo! ¡Cobarde! ¿Es que no me ves?

DEMETRIO
Si te atreves, hazme frente. ¿Dónde estás ahora?

PUCK
Aquí estoy, ven ya.

DEMETRIO
Así que te burlas. Lo vas a pagar Ahora déjame, voy a descansar en la fría tierra.

[Se acuesta y duerme.]
Entra ELENA.

ELENA
¡Ah, noche sin fin, noche de fatigas!
El sueño, me puede (bosteza).
 [Se acuesta y] duerme.

PACK
¿Sólo tres? ¡Que alguien más venga!
Cuatro hacen dos parejas.

Entra HERMIA.

HERMIA
Estoy agotada, no puedo seguir. Voy a descansar hasta que amanezca.

 [Se acuesta y duerme.]

PUCK y PACK
Sobre el suelo duerme quieto. A tus ojos proporciono, dulce amante, curación.
[Aplica el jugo a los ojos de LISANDRO.]
Gozarás al despertar cuando veas que está cerca la que siempre fue tu amor.

[Salen.] Los amantes quedan en escena, dormidos.