viernes, 26 de febrero de 2010

COMENTARIO "LA NOCHE OSCURA" DE S. JUAN

I. INTRODUCCIÓN (La introducción a la época es la misma que en el comentario de Garcilaso explicando un poco más el ASCETISMO Y MISTICISMO, debes añadir, como mínimo, la información que viene en el libro sobre S. Juan)
II. TEMA: Este texto permite dos lecturas; si realizamos una lectura en clave "humana" diremos que el tema es la narración de una aventura amorosa. Si por el contrario, optamos por una lectura en clave "espiritual", el tema que desarrolla es el relato de una experiencia mísitica.
ESTRUCTURA: El texto se divide en tres partes que coinciden con las tres vías del proceso místico. En la primera parte, que ocupa las dos primeras liras, se describe el proceso de la VÍA PURGATIVA, se cuenta cómo el alma (amada) puede escapar del cuerpo (casa sosegada) una vez que éste ha sido anulado. La Segunda parte, las dos siguientes liras, está protagonizada por la VÍA ILUMINATIVA, el alma en ese "viaje" duda de si su camino hacia la divinidad es el correcto, de pronto, una luz interior indica ese camino. La tercera parte se subdivide en el momento de la UNIÓN MÍSITICA (5ªlira) y la narración de la situación en la que queda el cuerpo después de esa uión (liras finales).

III. COMENTARIO LINGÜÍSITICO
En cuanto a la FONÉTICA, lo más destacable es la aliteración que se produce en distintos momentos del poema. En la primera lira son los fonemas /s/ y /a/ que intentan trasmitir la sensación de secreto y misterio propios de la huida del alma del cuerpo o de la amada de su casa. En la tercera parte es el fonema /o/ el que logra el efecto de placer y plenitud después de la unión.
Además destacamos el paralelismo anafórico de la 5ª lira donde se repite la interjección anafórica ¡Oh...! combinada con las oraciones exclamativas, todos estos elementos reflejan perfectamente el momento climático de la unión.

A nivel MORFOLÓGICO es de señalar la escasez de adjetivación ya que el texto tiene carácter narrativo, evitando los adornos innecesarios. Los pocos adjetivos que aparecen son muy importantes: la noche se define como oscura (cuando el alma atraviesa la vía purgativa) y como amable (cuando se ha producido el encuentro místico). La escala por la que la amada (el alma) se escapa de su casa (cuerpo) es secreta y disfrazada, se trasmite así lo misterioso y secreto del proceso.
Los nombres, a pesar de ser mayoritariamente concretos, tienen un valor metafórico. Se agrupan en campos semánticos de partes del cuerpo (cuello, pecho, mano...), de momentos del día destacando la luz u oscuridad (noche, alborada...) y elementos de la naturaleza (aire, cedros, azucenas...) y sentimientos (ansias, amores, ventura...).
Finalmente, los verbos alternan el pretérito imperfecto (veía, miraba, ardía, guiaba, esperaba...) y el pretérito perfecto simple (guiaste, juntaste, quédeme, olvídeme...) como es propio de las narraciones.

En cuanto a la SINTAXIS, se da un predomino de las oraciones compuestas (SUBORDINADAS adjetivas y adverbiales) que reflejan la propia complejidad de la experiencia que se quiere transmitir.

SEMÁNTICAMENTE, el texto está protagonizado por una gran metáfora. El místico precisa contar su experiencia increíble y para ello le faltan las palabras, sólo puede utilizar para ser entendida la intensidad de su experiencia la comparación con el amor humano. De modo que el amor divino es el término real del amor humano que es el imaginario. Además de esta gran metáfora en la que la amada es el alma del místico y el Amado es Dios, hallamos otras como la casa sosegada que se referiría al cuerpo anulado a nivel material, la luz y guía aludiría a la inspiración divina que permite al místico seguir adelante en su aventura o “en mi cuello hería” que haría clara alusión a los estigmas.

IV. CONCLUSIÓN
Nos encontramos ante el texto amoroso más enigmático de la literatura española de todos los tiempos. Un sinfín de referencias nos hacen pensar que la lectura correcta trasciende el amor humano, tratándose de amor divino realmente. Es tan impactante la experiencia vivida por el místico, tan indescriptible, que sólo podría encontrar semejanza con el amor humano más auténtico y entregado.

Estudiosos de más de cuatrocientos años han tratado de desentrañar las metáforas e imágenes misteriosas que aparecen en el poema siendo incapaces de llegar a explicar el significado total del texto.

jueves, 25 de febrero de 2010

COMENTARIO SONETO XXIII DE GARCILASO

1. INTRODUCCIÓN AL AUTOR Y LA ÉPOCA

Esta composición lírica es una de las más conocidas del poeta toledano Garcilaso de la Vega (1501-1536), introductor de la poesía renacentista de influencia petrarquista y máximo exponente de este movimiento poético durante la primera mitad del siglo XVI. Garcilaso es el perfecto cortesano renacentista ya que aúna “armas y letras”.
Su producción literaria, exclusivamente poética, es corta; en metros italianistas: tres églogas, dos elegías, cinco canciones, una oda, una epístola y treinta y ocho sonetos. El poema que nos ocupa es el soneto XXIII y puede estar inspirado en Isabel Freyre, dama portuguesa de la reina, de la que estuvo muy enamorado. Tanto es así que parece probable que su vida amorosa quede reflejada en su Égloga I en la que el pastor Salicio desesperado por la indiferencia de Galatea reflejaría su propia desesperación al saber que Isabel se ha casado con un rico comerciante toledano, mientras que el pastor Nemoroso lloraría la muerte de Elisa, al igual que Garcilaso se lamenta cuando Isabel muere.
El momento literario en el que escribe es el Renacimiento que ocupa el s. XVI, este siglo se ve marcado por un movimiento intelectual llamado Humanismo que sitúa al hombre en el centro de todo (Antropocentrismo) y recupera el arte y los textos clásicos olvidados durante la Edad Media. Reflejo de este movimiento es la poesía amorosa de Garcilaso netamente neoplatónica: la belleza de la naturaleza, la mujer y el arte nos ponen en contacto con la divinidad. Reflejo de esta influencia clásica es también la poesía de Fray Luis que retoma la idea pitagórica de la música como elemento que mantiene el orden en el universo. En el XVI cambia la sociedad que pasa de ser feudal a ser urbana, apareciendo nuevas clases sociales como la burguesía (artesanos y comerciantes) que buscarán relaciones ya no basadas en la fidelidad sino en lo salarial. Unido a esto y a la revolucionaria aparición de la imprenta se generará un público lector que será consumidor de un nuevo género: la novela. La literatura dejará de ser oral y anónima y se trasmitirá oralmente y será de autor. La cultura ya no se guarda en los monasterios como en la Edad Media, sino que ya estará en las Universidades y en la calle. En cuanto a la espiritualidad pasamos de una sociedad teocéntrica a una sociedad que busca las raíces del cristianismo primitivo y la auténtica religiosidad con movimientos como el ascetismo y el misticismo que darán lugar a una literatura muy especial.


Tema Y Estructura

Invitación a disfrutar de la juventud y belleza.
La primera parte compuesta por los dos tercetos hace una descripción de la belleza juvenil de la dama.
La segunda es una invitación al carpe diem y se corresponde con el primer terceto.
La tercera, el último terceto, formula un aviso de lo que sucederá con el paso del tiempo.


Comentario Lingüístico


 Comentacio fonético
Se trata de un soneto de estructura clásica, compuesto por 14 versos endecasílabos de rima consonante, distribuidos en dos cuartetos (ABBA ABBA) y dos tercetos (CDE DCE). Es una estrofa culta de origen italiano, introducida por Garcilaso de la Vega.
Es de destacar el imperativo, que marca una exhortación, que aparece en el 1º terceto, pieza clave del poema.
• Comentario morfosintáctico
Los nombres son básicamente concretos y se agrupan en los
campos semánticos de: elementos de la naturaleza (rosa, azucena, luz, oro,…), de las partes del rostro (gesto, mirar, cuello) y los referidos al tiempo (edad, mudanza, primavera) perfectamente enlazados y vinculados a los tres temas señalados en la estructura.

La adjetivación adquiere una gran importancia ya que la primera parte es una descripción de la dama (tú poético) y por eso se repiten los adjetivos posesicos (“vuestro gesto”, “vuestro mirar”). Los abundantes adjetivos especificativos determinan la belleza de la dama (“mirar ardiente, honesto”, “clara luz”. “vuelo presto”, hermoso cuello blanco, enhiesto”; en el primer terceto los adjetivos son epítetos: “alegre primavera”, “dulce fruto”, “hermosa cumbre”). En el segundo terceto la adjetivación se hace negativa ya que refleja el paso del tiempo ( “viento helado”, “edad ligera”). Se destacan también los dos epítetos “alegre primavera”, “clara luz” que inciden en lo dicho.

En cuanto a los tiempos verbales, observamos su adecuación a la estructura: presente en los cuartetos descriptivos; imperativo, en el primer terceto, es decir, en la invitaciónal carpe diem; y futuro, en el segundo terceto, para expresar los efectos del paso del tiempo. Los tres presentes del v. 8 (“el viento mueve, esparce y desordena” ), tratan de hacernos imaginar esa hermosa cabellera rubia movida por el viento.


Sintácticamente hay que señalar la combinación de subordinadas temporales (“En tanto que…”) de los dos cuartetos con la oración en imperativo del 1º terceto de la que dependen. EL último terceto une dos oraciones simples en futuro.


 Comentario semántico

La figura literaria predominante es la METÁFORA de tradición clásica utilizada para la descripción hiperbólica de la belleza de la dama. El color pálido de su tez sonrosado en sus mejillas tiene como término imaginario la rosa y la azucena, el rubio de los cabellos es comparado con el oro, el mirar compite con la luz, la alegre primavera nos hace imaginar la juventud y la nieve en la alta cumbre, la vejez.


Conclusión

Se trata de un claro ejemplo de lírica renacentista en la que el optimismo y el deseo edónico del disfrute de la vida tienen clara contraposición con la mentalidad medieval. La perfección formal es indiscutible, todo en el poema “cuadra” como en una perfecta ecuación: la estructura tiene su reflejo en el uso que se hace de todos los elementos lingüísticos.
El amor humano y la admiración que el poeta debió sentir por Isabel Freire también se percibe en estos versos.

miércoles, 24 de febrero de 2010

EL LAZARILLO DE TORMES

Este power de Marta Rivera nos va a ser muy útil para estudiar el LAZARILLO. Echarle un vistazo. La 1ª semana de marzo iremos leyendo fragmentos de esta obra en clase y la segunda semana haremos una prueba escrita. ¡Ánimo!

martes, 23 de febrero de 2010

Bienvenidos a esta ventana que nos permitirá comunicarnos

Próximamente prepararemos nuestra visita al teatro para ver La Dama Boba.

GARCILASO Y LA POESÍA RENACENTISTA

El lunes 1 de marzo haremos un ejercicio escrito para comprobar todo lo que sabéis de poesía petrarquista y de Garcilaso y S. Juan. (¡Cuidado las dos primeras diapositivas aparecen desconfiguradas!, recordad que se trata de dos columnas en las que se compara Edad Media y Renacimiento, la INTRODUCCIÓN AL RENACIMIENTO también la tenéis en la página 126, 127 y 128 del libro)

Para resolver dudas buscadme en los recreos en el aula 111